Huesos de acero

Poder mantener la salud ósea de tus huesos se deberá tener a rayas la osteoporosis, luego del diagnóstico oportuno, el estilo de vida saludable y el tratamiento con fármacos será la clave, ya que sin ella las demás armas contra la pérdida de masa ósea ven reducida su eficacia o su aplicación es incorrecta, este es un pequeño mensaje y las recomendaciones de este experto sobre los avances, los errores, los problemas que pasan inadvertidos y los aspectos sobre los que se debe prestar atención, esto será la clave para sostener unos huesos fuertes a lo largo de tu vida.

Las edades del esqueleto:

De entre 20 y 30 años la cantidad y la fortaleza de la masa ósea vá incrementándose en mayor o menor medida dependiendo de la genética pero además dependerá de la nutrición y de los ejercicios, en esta etapa será necesario un buen aporte de calcio y vitaminas D y sobre todo evitar el sedentarismo.

De entre 30 y 50 años:

El hueso se mantiene en forma estable al haber un equilibrio entre el tejido formado y el perdido, se deberá controlar y prevenir las situaciones que puedan inferir en la evolución ósea como una enfermedad endocrina o el consumo de cortisona.

Después de los 50 años:

El organismo de la mujer empezará a verse disminuida si la masa ósea que la hacen perder hueso mucho más rápido luego de la menopausia y a que vive más años, es por esto que la fractura es mucho más frecuente en las mujeres.

Qué se deberá comer para vivir mejor

La alimentación será fundamental, el aceite de oliva prevendrá el cáncer, la vitamina E y el hierro siempre y cuando no se a refinado ni haya sido sometido a disolventes, mantiene mucho más tiempo las propiedades, porque tardará mucho más en enranciarse que otros aceites.

Reducirá las enfermedades coronarias y la arteriosclerosis, el efecto antioxidante sobre las lipoproteínas, son grasas con alto contenido de colesterol, es mayor que el de los demás aceite, protege el hígado especialmente si existe insuficiencia hepática por cirrosis, hepatitis o tóxicos, colabora en el funcionamiento de la vesícula, si se consume a diario reducirá en un 30 % el riesgo de padecer cáncer de mama

[Total:0    Promedio:0/5]